Blog

Abortos naturales y el mundo emocional

Perder un embarazo conlleva para la pareja consecuencias psicológicas y emocionales muy dolorosas. Es importante vivir el luto o duelo por el ser que no nació. Puede que junto con la tristeza, aparezcan otras emociones como miedo y ansiedad, ante la idea de no poder tener más hijos, se puede sentir rabia y enojo por el hecho de no entender, sobre todo si se entra en la comparación con otras que sí los pudieron tener. Según las ideas y creencias con respecto a lo que significa Ser Mujer, se puede perder el sentido de ciertas leyes, normas y mandatos de género.

Generalmente, un tercio de los embarazos terminan en abortos y sea cual sea la razón que los provocó, lo cierto es que existe un silencio social, un tabú respecto a la pérdida de un bebé. Desde mi punto de vista, creo que es importante entender que se trata de algo “natural”, hay semillas que no germinan, así es la naturaleza. Es otra cara de la maternidad.

Lo que una mujer necesita después de una pérdida es llorar, conectar con ese dolor para trasmutar la Sombra, sentirse apoyada, tiempo para aceptar y no entrar en ansiedad ante la idea o presión de volver a quedar embarazada. Obvio, también el hombre necesita todo esto. Si el proceso se lleva con amor y respeto, puede fortalecer mucho la pareja.

Es importante como familia, darle el lugar que le corresponde a ese ser en el sistema familiar, incluso a algunas personas les ayuda ponerle un nombre y honrarlo como el primer, segundo o tercer hijo.

Si durante ese proceso de duelo, una mujer cercana se queda embarazada, no hay que sentirse mal por no poder celebrarlo, es natural tener sentimientos encontrados y es importante no juzgarse y darse el espacio necesario para poder acercarse cuando de verdad se siente, cuando la herida ha sanado en el corazón.

Pero sobretodo, vivirlo como una experiencia más, que no te hace más ni menos mujer, que te puede fortalecer y entender que no podemos controlarlo todo.

Honro a mis hijos no nacidos.

Marta González.

www.mariposadeobsidiana.com